Usar glifosato antes de la cosecha contamina los alimentos infantiles

 

Historia en Breve

  • Los herbicidas a base de glifosato, como el Roundup, son los químicos agrícolas más utilizados de todos los tiempos, desde 1974 se han aplicado 1.8 millones de toneladas tan solo en los campos de Estados Unidos
  • El 10 de agosto de 2018, un jurado dictaminó que Monsanto debe pagar USD 289 millones en daños a Dewayne Johnson, quien desarrolló una forma letal de linfoma no Hodgkin luego de una fuerte exposición al Roundup mientras trabajó como jardinero
  • El glifosato también aparece en el suministro de alimentos a niveles que pueden ser inseguros. Las pruebas revelaron que 43 de los 45 productos alimenticios elaborados con avena cultivada de manera convencional dieron positivo al glifosato
  • 31 de los 43 productos tenían niveles de glifosato superiores a los que los científicos del Grupo de Trabajo Ambiental creen que podrían proteger la salud de los niños
  • Incluso se ha detectado glifosato en la bebida nutricional PediaSure Enteral Formula, que se administra a bebés y niños a través de sondas; el 30 % de las muestras analizadas contenían niveles de glifosato de más de 75 ppb, niveles mucho más altos que los que se ha descubierto que destruyen las bacterias intestinales en el pollo (0.1 ppb)

Por el Dr. Mercola

Los herbicidas a base de glifosato como Roundup son los químicos agrícolas más utilizados de todos los tiempos, desde 1974 se han aplicado 1.8 millones de toneladas tan solo en los campos de Estados Unidos.

Por desgracia, la popularidad de este herbicida se basó en engaños imprudentes, y realmente no se sabe cuántas personas en todo el mundo han pagado con sus vidas por las mentiras de Monsanto.

El 10 de agosto de 2018, un jurado dictaminó que Monsanto debe pagar USD 289 millones por daños a Dewayne Johnson,1,2,3,4,5 que desarrolló una forma letal de linfoma no Hodgkin luego de una fuerte exposición al Roundup mientras trabajó como jardinero.

La evidencia presentada ante el tribunal fue extensa y extraordinariamente condenatoria, y muestra claramente que Monsanto actuó con malicia.

Sabían que Roundup era tóxico y causaba cáncer, y aún así ocultaron ese hecho ante los reguladores y el público, inventando pruebas contrarias y suprimiendo las investigaciones que demostraban el daño. Puede revisar los documentos clave de este caso en el sitio web de “U.S. Right to Know”.6

También puede leer el informe preparado para los legisladores de los Estados Unidos miembros del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología titulado “Spinning Science & Silencing Scientists: A Case Study in How the Chemical Industry Attempts to Influence Science7 (disponible solo en inglés) que detalla algunas de las pruebas más importantes.

Ahora más de 5000 demandantes adicionales están esperando la oportunidad de llegar a la corte.8 Todos creen que la exposición al Roundup causó su linfoma no Hodgkin.

En una entrevista reciente del sitio web de Highwire,9 Robert F. Kennedy Jr., que está trabajando en algunos de estos casos, dijo que cree que eventualmente se agregarán otras categorías de enfermedades a la creciente ola de acciones judiciales contra Monsanto, como prueba sugiere que el glifosato o Roundup también podría estar relacionado con el cáncer de hígado, tumores cerebrales y problemas asociados con la disrupción endocrina.

Presencia de glifosato en snacks y alimentos básicos para el desayuno

El mismo químico que demostró causar la enfermedad letal de Johnson también está apareciendo en el suministro de alimentos a niveles que pueden ser inseguros. El Grupo de Trabajo Ambiental (EWG, por sus siglas en inglés) recientemente solicitó pruebas de laboratorio independientes para determinar la cantidad de glifosato presente en el suministro de alimentos de los Estados Unidos.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos ha sometido diversos alimentos a pruebas de detección de glifosato, y estas revelaron “una cantidad considerable” de residuos, sus hallazgos aún no se han hecho públicos.10

Sin embargo, las pruebas del EWG revelaron que 43 de 45 los productos elaborados con avena cultivada de manera convencional dieron positivo en la prueba de detección de glifosato, 31 de los cuales tenían niveles superiores de lo que, según los científicos del EWG, podrían proteger la salud de los niños.

Algunos de los alimentos con niveles detectables de glifosato son la avena instantánea Dinosaur Eggs y la avena cortada al acero de Quaker, así como un cereal de Cheerios, barras de granola de Nature Valley y Classic Granola de Back to Nature.

Además, de los 16 productos de avena orgánica que fueron analizados, 5 contenían glifosato, aunque a niveles inferiores a la referencia de salud emitida por el EWG de 160 partes por 1000 millones (ppb).

En 2016, las pruebas11 realizadas por las organizaciones sin fines de lucro “Food Democracy Now!” y “The Detox Project”, también detectaron residuos de glifosato en diversos alimentos como Doritos, Oreos y Stacy’s Pita Chips.

De hecho, el glifosato se ha detectado en la bebida nutricional PediaSure Enteral Formula, que se administra a bebés y niños a través de sondas. El 30 % de las muestras analizadas contenían niveles de glifosato por encima de los 75 ppb – niveles que superan considerablemente aquellos que destruyen las bacterias intestinales en el pollo (0.1 ppb).12

Los niños podrían ingerir niveles peligrosos de glifosato a través de sus alimentos

La exposición al glifosato y herbicidas a base de glifosato, incluso a bajos niveles, se ha relacionado a una variedad de riesgos para salud.

La exposición diaria a niveles ultrabajos durante 2 años provocó enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA) en ratas,13 mientras que, en 2015, la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) determinó que el glifosato es un “posible carcinógeno”.

A partir de julio de 2017, la Oficina de Evaluación de Riesgos a la Salud Ambiental (OEHHA, por sus siglas en inglés) de la Agencia de Protección Ambiental de California también mencionó que el glifosato es un químico conocido por causar cáncer según la Propuesta 65, donde se exige que los productos de consumo con posibles ingredientes cancerígenos lleven etiquetas de advertencia.

Según el grupo ambientalista EWG:14

“La OEHHA ha propuesto un denominado Nivel de Riesgo No Significativo para el glifosato, de 1.1 miligramos por día para un adulto promedio que pese cerca de 154 libras (70 kg). Dicho nivel de exposición es más de 60 veces menor que el nivel de seguridad establecido por la Agencia de Protección Ambiental”.

La exposición al glifosato al nivel de riesgo emitido por la OEHHA presentaría un aumento en el riesgo de cáncer de por vida en una proporción de 1 en 100 000 para un adulto, pero el EWG señala que posiblemente sea necesario imponer un margen adicional de seguridad 10 veces mayor con el fin de proteger a los más vulnerables, como a los niños y fetos.

Bajo esta metodología, prácticamente todos los alimentos analizados por el EWG podrían ser perjudiciales para la salud humana:15

“Con este factor de seguridad adicional para la salud infantil, el EWG calculó que podría presentarse un riesgo de cáncer en una proporción de uno en un millón por el consumo de 0.01 miligramos de glifosato por día.

Para alcanzar esta dosis máxima, una persona solo tendría que consumir una porción de 60 gramos de alimentos con un nivel de glifosato de 160 partes por 1000 millones o ppb.

La mayoría de las muestras de productos convencionales de avena del estudio realizado por el EWG excedieron las 160ppb, lo que significa que una sola porción de esos productos excedería la referencia de salud emitida por el EWG…

La EPA ha calculado que, probablemente, los niños de 1 a 2 años tengan la mayor exposición [al glifosato], a un nivel 2 veces mayor en comparación con el Nivel de Riesgo No Significativo de California y 230 veces el índice de referencia de salud de EWG”.

¿Qué tanto glifosato hay en el suministro de alimentos?

La mayor parte de las más de 250 millones de libras (113 398 toneladas) de glifosato que se rocían año con año en los cultivos estadounidenses, se utiliza en cultivos transgénicos (GE, por sus siglas en inglés),16 como el maíz y la soya ‘Roundup Ready’ que están diseñados para resistir los efectos letales de dicho químico.

Y aunque elegir productos orgánicos sin transgénicos podría parecer una buena forma de reducir su exposición al glifosato, la mayoría de los granos, incluso si no son GE, están muy contaminados con glifosato ya que el producto químico también se utiliza como desecante o como tratamiento previo a la cosecha para acelerar la maduración.

En esencia, rociar glifosato sobre los cultivos justo antes cosecharlos, seca (deseca) los granos, lo que facilita su recolección. La desecación también se usa para mejorar las ganancias, ya que los agricultores son penalizados cuando el grano está húmedo. Entre mayor sea el contenido de humedad del grano en venta, menor será el precio que obtengan.

Aunque los cultivos transgénicos son considerados los más contaminados, dado que el glifosato se encuentra dentro de cada célula de las plantas transgénicas, la aplicación de glifosato previa a la cosecha de cultivos que no son transgénicos parece ser la razón principal por la que el glifosato se encuentra presente en prácticamente todos los alimentos analizados.

También se encuentra en el aire, la lluvia, suministros municipales de agua, muestras de tierra, leche materna, orina e incluso vacunas, como la antineumocócica, Tdap, hepatitis B (que se inyecta el día del nacimiento), influenza y MMR. La vacuna MMR tuvo la cantidad más elevada con 0.8 ppb.17

Los granos transgénicos y los no transgénicos están muy contaminados con glifosato

Según un estudio de 201718 realizado por investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, “el herbicida Roundup se rocía en los cultivos transgénicos y se usa como desecante a la mayoría de los granos pequeños que no son transgénicos”.

Entonces, ya sea que se trate de cultivos transgénicos ‘Roundup Ready’ o granos convencionales que no han sido modificados genéticamente, el glifosato, ingrediente activo del Roundup, “se encuentra en dichos cultivos durante la cosecha”. En una declaración, un portavoz de Quaker reconoció que el glifosato se suele utilizar antes de la cosecha:19

“Los agricultores en todo el sector suelen utilizar glifosato para aplicarlo antes de la cosecha. Una vez que nos transportan la avena, la sometemos a un riguroso proceso que la depura a fondo (la pela, limpia, tuesta y se convierte en hojuelas).

Todos los niveles de glifosato que puedan quedar remanentes están significativamente por debajo de los límites y cumplen las normas de inocuidad establecidas por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y la Comisión Europea como un producto inocuo para el consumo humano”.

Sin embargo, las pruebas del EWG revelaron una muestra de avena Quaker que contenía 1 300 ppb de glifosato y otra con 1 100 ppb. Junto con el trigo y la avena, otros cultivos que comúnmente se desecan con glifosato son:

Lentejas Chícharos
Soya convencional Maíz convencional
Linaza Centeno y alforfón
Triticale Canola
Mijo Betabel azucarero
Papas Girasoles

¿Por qué los agricultores utilizan glifosato antes de la cosecha?

Al considerar la toxicidad del glifosato y el Roundup, usar cualquiera de ellos como desecante es una decisión inadmisible. Como se señaló en un artículo reciente de la publicación “Producer”:20

“Cereals Canada y otros grupos de la industria han advertido a los agricultores que el glifosato está bajo un mayor escrutinio. Por lo tanto, cuando usan glifosato como recurso para la cosecha, deben adherirse cuidadosamente a las recomendaciones de la etiqueta para evitar niveles inaceptablemente altos de residuos en el grano.

Cuando se les pregunta a los agrónomos sobre el uso del glifosato como desecante, la respuesta habitual es: ‘El glifosato no es un desecante’, es una manera discreta de decir ‘si un productor planea desecar, debe usar un desecante real'”.

El folleto en inglés de Monsanto Preharvest Staging Guide21 destaca que la formulación de Roundup “no debe usarse como desecante”, ya que los herbicidas Roundup “funcionan más lentamente que un desecante”. Real Agriculture también señaló que “el glifosato no es un desecante”, por lo que contribuye “muy poco a aumentar las tasas de secado”.22

En general, la aplicación de glifosato “solo acelerará la cosecha unos cuantos días”, afirma Real Agriculture. Aún así, aplicar glifosato antes de la cosecha es una práctica común para favorecer la maduración y aún así, algunos podrían usarlo como desecante.23 Hacerlo en el momento inadecuado también puede contribuir a la contaminación.

Como se explica en el documento “Clarification of Preharvest Uses of Glyphosate”,24 el grano no debe ser rociado con glifosato “hasta que las cabezas o vainas de las semillas estén casi maduras (es decir, cuando la muestra de volumen contenga menos del 30 % de humedad)”.

Si se aplica demasiado pronto, mientras el grano tiene una tasa de humedad superior al 30 %, el glifosato se absorbe a través de las hojas y tallos y se desplaza por toda la planta.

La empresa General Mills es demandada por residuos de glifosato

Sin embargo, los agricultores y fabricantes de alimentos deben comenzar a reconsiderar su uso de glifosato antes de la cosecha o prepararse para enfrentar las consecuencias legales. Apenas seis días después de la victoria de Johnson contra Monsanto, se presentó una demanda colectiva contra General Mills en Florida. De acuerdo con Food Navigator-USA:25

“La demandante, Mounira Doss, argumentó que General Mills tenía el deber de dar a conocer la presencia de glifosato en sus productos de cereal Cheerios, pero no lo hizo.

Los niveles de glifosato de 470 a 530 ppb que Doss afirma que hay en los productos Cheerios evaluados por el Grupo de Trabajo Ambiental en agosto de 2018 están muy por debajo de los umbrales permitidos por la EPA para el glifosato en granos (establecido en… 30 000 ppb en granos, grupo 15 de cereales).

Sin embargo, Doss argumenta que ‘la evidencia científica demuestra que incluso los niveles ultrabajos de glifosato pueden ser perjudiciales para la salud humana’, y señala que el glifosato se unió recientemente a la lista de sustancias químicas de la Propuesta 65 ‘conocidas por causar cáncer…’ y fue hallado por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) como ‘probablemente carcinógeno para los humanos'”.

¿Es seguro usar otros desecantes?

Aparte del uso no autorizado de glifosato, dos desecantes registrados comúnmente utilizados son paraquat y diquat. La pregunta es, ¿son más seguros que el glifosato? Los alimentos no se someten a pruebas de detección de estos ni otros desecantes, y ninguno de los dos ha recibido mucha cobertura periodística.

Sin embargo, un artículo reciente del sitio web “Politico”26 señala que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) ha expresado preocupaciones sobre el diquat, fabricado por Syngenta.

Según “Politico”, “el gigante agroquímico suizo ha evitado la prohibición del producto en la UE después de armar una campaña para desdeñar los hallazgos del órgano de control “.

¿Le suena familiar? Es evidente que han utilizado una estrategia directamente de Monsanto. Los documentos entregados por la EFSA al sitio web “Politico” “demuestran que la Comisión [Europea] retiró dos veces una propuesta para eliminar… el producto diquat del mercado después de que la empresa cuestionara la metodología detrás del criterio científico de la EFSA”.

De acuerdo con la EFSA,27 diquat plantea graves riesgos para los trabajadores agrícolas. El químico tiene la capacidad de interrumpir el sistema hormonal de las personas y, en algunos casos, la “exposición al producto… excedió los niveles aceptables por varios miles por ciento”.28 También se ha encontrado que interrumpe los ciclos reproductivos de los mamíferos y las aves.

En los Estados Unidos, el Instituto Nacional para la Salud y Seguridad Ocupacional ha vinculado al menos cinco muertes con dicho químico, junto con miles de enfermedades.

La investigación británica29 también encontró que es más probable que el diquat cause el Párkinson en comparación con el paraquat, un químico que ya fue prohibido en la UE por su relación con el de Párkinson.

En general, los desecantes no necesariamente son parte necesaria de la agricultura. La cosecha se puede secar de manera natural, pero toma más tiempo y, por lo tanto, es más costoso.

Sin embargo, la pregunta que realmente debemos hacernos es: ¿cuál es el precio de la rapidez y las ganancias económicas? ¿En realidad vale la pena envenenar los alimentos solo para acelerar la maduración y el secado?

Bayer resulta afectado por otro error de Monsanto

En la semana posterior al veredicto de Johnson, las acciones de Bayer cayeron un 18 %, una pérdida de alrededor de USD 14 000 millones del valor de mercado de la compañía (una pérdida equivalente al 21 % del valor total de compra de Monsanto).30 Pero la toxicidad del Roundup no fue la única causa de la caída de las acciones.

Los corredores también mencionan los crecientes juicios por daños a los cultivos relacionados con dicamba como otro de los factrores.31 Por tercer año consecutivo, se han destruido enormes extensiones de tierra a causa de las quemaduras químicas de este herbicida tóxico.

Tal como temen muchos críticos, cualquier cultivo que no sea genéticamente modificado (GE) para ser resistente al dicamba se ve severamente afectado por el herbicida —incluso en pequeñas cantidades— independientemente de que sean cultivos alimenticios, jardines o árboles; incluso otros cultivos transgénicos resistentes a otros herbicidas distintos al dicamba se marchitan y mueren en su presencia.

Monsanto prometió que su fórmula XtendiMax con VaporGrip sería menos volátil y propensa a la propagación que las versiones anteriores, pero esto parece ser otra de sus mentiras. El año pasado, 3.6 millones de acres de soya convencional —4 % de toda la soya que se cultiva en los Estados Unidos— fueron destruidos por el flujo de dicamba, según Reuters.32

Hasta el 15 de julio de este año, se estima que fueron destruidos 1 millón de acres de cultivos no resistentes a dicamba.33 Los propietarios de viviendas también han reportado la destrucción de árboles y jardines privados.

Se suponía que la soya resistente a dicamba reemplazaría la línea de soya ‘Roundup Ready’, pero, de acuerdo con Reuters,34 la EPA “ahora está evaluando tales quejas como parte de una decisión de alto riesgo sobre el futuro del herbicida”.

Sin la fórmula XtendiMax, es poco probable que la soya resistente a dicamba tenga una oportunidad, ya que las formulaciones anteriores de dicamba están estrictamente reguladas y no se permite su uso durante la temporada de crecimiento debido a su volatilidad (alto potencial de propagación).

De cualquier manera, vale la pena destacar que tanto el Roundup como dicamba se hayan relacionado con el linfoma no Hodgkin,35por lo que tanto, independientemente si estamos cultivando alimentos ‘Roundup Ready’ o resistentes al Dicamba, ambos plantean graves riesgos para la salud.

Todavía queda por ver si la EPA extenderá su aprobación para la fórmula XtendiMax hasta después del otoño, lo sacará del mercado o implementará límites más estrictos para su uso. Cualquiera de las dos últimas opciones sería otro duro golpe para Bayer, quien ahora es dueño de los varios fiascos y fracasos tóxicos de Monsanto.

Como era de esperarse, Monsanto dice que confía en que la EPA extenderá su aprobación, pero según Reuters también ha instado a los vendedores de semillas a “ponerse en contacto con la [EPA] para expresarle su apoyo al producto”, una acción por debajo de la mesa que sugiere que es probable que su producto no sea tan seguro como afirman.

Dónde encontrar alimentos más seguros

Hay pocas dudas de que la presencia de herbicidas y pesticidas en los alimentos representa un riesgo para la salud, sobre todo para los niños pequeños.

Para minimizar los riesgos de su familia, considere comprar alimentos orgánicos y productos animales con la certificación de haber sido alimentados con pastura. Como dice el dicho, “el que paga manda”, y para crear un cambio, tenemos que elegir con nuestros bolsillos el sistema agrícola que queremos.

Aunque muchos supermercados ahora ponen a su disposición alimentos orgánicos, es preferible que los obtenga de los productores locales siempre que pueda, ya que muchos de los alimentos orgánicos que se venden en estas tiendas son importados. Si vive en los Estados Unidos, las siguientes organizaciones pueden ayudarlo a encontrar alimentos frescos y agrícolas:

Demeter USA — Demeter-USA.org tiene un directorio de marcas y granjas certificadas como biodinámicas. Puede encontrar este directorio en BiodynamicFood.org.
American Grassfed Association — El objetivo de esta organización es promover la industria de las carnes de animales alimentados con pastura a través de relaciones con agencias gubernamentales, investigaciones, marketing inteligente y educación al público.

El sitio de internet también le muestra como buscar productores aprobados por AGA, que cuenten con la certificación según las estrictas normas que incluyen criar animales 100 % con forraje; en pastizales y nunca estar confinados en un corral.

Además, que estos animales nunca hayan recibido antibióticos ni hormonas; y que hayan nacido y crecido en granjas familiares de los Estados Unidos.

EatWild.com — Eat Wild ofrece listas de los agricultores orgánicos conocidos por producir productos lácteos sin pasteurizar, así como de carne de res de animales alimentados con pastura y otros productos frescos de granja (aunque no todos son productos certificados orgánicos).

También puede encontrar información sobre los mercados de agricultores locales, así como las tiendas y restaurantes locales que venden productos de animales alimentados con pastura.

Weston A. Price Foundation — Weston A. Price tiene oficinas locales en la mayoría de los estados, y muchos de ellos están conectados con clubes de compra, en los cuales puede comprar fácilmente alimentos orgánicos, incluyendo a los productos lácteos como la leche cruda y la mantequilla.
Grassfed Exchange — Grassfed Exchange tiene una lista de productores que venden carnes orgánicas y de pastoreo a lo largo de los Estados Unidos.
Local Harvest — Este sitio web le ayudará a encontrar los mercados agrícolas, granjas familiares y otras fuentes de alimento producido de manera sostenible en su área, donde se pueden comprar productos, carnes de animales criados con pasto, y muchas otros bienes alimenticios.
Farmers Markets — Una lista nacional de los mercados de agricultores.
Eat Well Guide: Wholesome Food from Healthy Animals — EatWellGuide es un directorio en línea de carne de res y de aves de corral de animales criados de forma sostenible, productos lácteos y huevos de granjas, tiendas, restaurantes, posadas y hoteles, y puntos de venta en línea en los Estados Unidos y Canadá.
Community Involved in Sustaining Agriculture (CISA) — CISA está dedicada al mantenimiento de la agricultura y a promover los productos de granjas pequeñas.
The Cornucopia Institute — El Instituto Cornucopia mantiene una clasificación de herramientas web de todas las marcas orgánicas certificadas de productos lácteos, huevos y otros productos básicos, en función de su suministro ético y las prácticas agrícolas auténticas que separan a la producción “orgánica” CAFO de las prácticas orgánicas auténticas.
RealMilk.com — Si todavía no sabe dónde conseguir leche sin pasteurizar, revise las páginas web “Raw-Milk-Facts.com” y “RealMilk.com”. Estas le indicaran los lugares donde podrá conseguir leche legalmente en su estado y le proporcionarán una lista de las granjas que venden productos lácteos sin pasteurizar en su área.

Farm to Consumer Legal Defense Fund36 también proporciona una revisión de las leyes de la leche sin pasteurizar en cada estado.37 Los habitantes de California también pueden encontrar vendedores minoristas de leche, al utilizar un localizador disponible en el sitio web www.OrganicPastures.com.

Fuentes y Referencias
-->