Siembra para la agroexportación en riesgo por falta de financiamiento ante la crisis

Dados los buenos pronósticos para la temporada lluviosa de este año, se esperaba que el ciclo agrícola 2018-2019, que está arrancando, fuera “muy productivo”, sin embargo, podría malograrse por falta de financiamiento. Los más afectados serían los cultivos de gran escala, entre ellos los de agroexportación.
Mientras tanto la producción de granos básicos que en su mayoría está en manos de pequeños productores que generalmente no reciben financiamiento, avanza en medio de las dificultades derivadas de la crisis sociopolítica que afronta el país desde hace 50 días.
“La mayoría de los productores seguimos preocupados porque no hemos recibido respuesta de los bancos con los desembolsos. La mayoría de los productores están habilitados, hasta han firmado sus préstamos, pero no hay desembolsos de parte de los bancos”, dice Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic).
Según el dirigente Upanic desde la semana pasada están a la espera de que los bancos les anuncien el calendario de desembolsos y hasta ahora no reciben ninguna respuesta.

No pueden adelantar siembra

Mientras tanto el tiempo avanza y la temporada de lluvia ya se estableció, pero los productores que están a la espera de estos recursos no pueden iniciar las labores de preparación de la tierra ni ninguna otra, ya que no hay certeza de cuándo recibirán los desembolsos.
Según Healy el retraso en la entrega de los créditos es provocado por la pérdida de depósitos que han registrado los bancos, ya que ellos dependen en gran medida de los recursos de los ahorrantes para financiar a sus clientes.
Según la información proporcionada por Upanic, los bancos están buscando la activación de un mecanismo establecido por ley para apoyar a las instituciones financieras en situaciones de crisis como la actual.
“Eso es algo que están negociando las instituciones con el Banco Central de Nicaragua, pero tengo entendido que todavía no hay respuesta, siguen trabajando en eso”, señaló Healy en declaraciones a LA PRENSA.

Sin financiamiento se pone en riesgo agroexportación

El dirigente de Upanic añadió que se “imagina” que una vez que se alcance un acuerdo se emitirá una resolución o algo parecido a lo que publicó la semana pasada la Superintendencia de Banco y Otras Instituciones Financieras (Siboif) para suavizar las condiciones de los créditos de los deudores afectados por la crisis.
De no concretarse este mecanismo, “se estaría poniendo en peligro la siembra de varios cultivos entre ellos el maní, que es uno de los productos más importantes de exportación, también del sorgo y hasta del arroz que es para el consumo local”, advierte Healy.
Por su parte el presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), Álvaro Vargas dijo que en el caso de los pequeños y medianos ganaderos que también producen granos básicos (especialmente maíz y frijol) en medio de las dificultadas la siembra avanza, ya que la mayoría utiliza semilla que guarda de la cosecha anterior.
“Además las empresas que venden semilla tienen sus sucursales en las zonas productivas y están abasteciendo a los productores, entonces se está aprovechando en buen invierno que se está estableciendo y eso al menos garantiza la producción de alimentos para el consumo”, dice Vargas.
En Nicaragua el ciclo agrícola arranca con la instalación de la temporada lluviosa a mediados de mayo de cada año y el ciclo productivo se divide en tres subperidos: primera, apante y postrera, esta última se extiende hasta marzo del siguiente año de iniciada la producción.

Producción láctea “trancada”

En tanto, la producción lechera pasa su peor crisis ya que las principales zonas de producción son las más afectadas por los tranques y protestas que se realizan en diversas zonas del país.
“La producción láctea está trancada, la mayor parte de los tranques de la zona de Boaco, Chontales, Río San Juan y parte de la Costa Caribe Sur afectan el cuadrilatero y en el otro extremo los de Muy Muy, Matiguás, Río Blanco, Mulukukú y Siuna afectan la vía láctea, entonces a los productores no les queda más que apoyar logísticamente los tranques”, dice Vargas.
LA PRENSA
-->