¿Qué está pasando con los bosques del mundo? Reflexiones del Director General de CIFOR

 

Cuando se trata de cuidar los bosques, no es solo cuestión de qué pueden hacer los bosques por nosotros o qué podemos hacer nosotros por los bosques. Más bien, se deben considerar ambos lados de la ecuación en igual medida. Robert Nasi, Director general del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR),  conversó con Los Bosques en las Noticias e hizo un breve resumen sobre lo que está sucediendo en diferentes bosques alrededor del mundo, la importancia de la inversión privada para la restauración y el papel que desempeña CIFOR en estos procesos.

A propósito de la reciente celebración del Día Internacional de los Bosques ¿Cuál es el estado actual de los bosques del mundo?

No tan bueno como quisiéramos. Si consideramos los diversos tipos de bosques utilizando una clasificación bastante aproximada, veremos que el bosque boreal ha tenido algunos problemas debido al cambio climático, a la infestación de plagas y en gran medida al aumento de los incendios. Y es el bosque más grande del planeta, más grande incluso que el bosque tropical. Así pues, en este tipo de bosque la situación es un poco complicada, y con el cambio climático y el derretimiento del permafrost, puede incluso empeorar.

Según varios informes, el bosque templado ha ido aumentando de tamaño en los últimos cinco años, pero dicho aumento se ha producido principalmente en dos plantaciones. Con todo, en cierto modo, el bosque templado probablemente sea al que le está yendo mejor de momento, salvo por algunos problemas de plagas como el barrenador esmeralda del fresno, que está aniquilando especies enteras en Europa.

En el bosque tropical, que es el de mayor atención de CIFOR, se ha puesto mucho énfasis en los bosques húmedos —lo que se conoce como “bosques altos”—, y se ha producido alguna reducción de la deforestación, como en el caso de Brasil. Aunque la deforestación sigue siendo demasiado alta, esta se ha reducido en los bosques tropicales. Pero todavía tenemos problemas relacionados con la degradación. Creo que 2017 fue el primer año en que hubo más emisiones relacionadas con la degradación que con la deforestación, por lo que es un tema importante.

Otro aspecto del bosque tropical es el bosque seco, y con este realmente tenemos un problema. Se encuentra principalmente en los trópicos y es el más degradado, el más amenazado y en el que la deforestación no se ha detenido. La deforestación en la Amazonía se ha reducido, pero no la deforestación en el área seca del Cerrado u otras sabanas, y eso realmente es un problema. Las tierras secas y los bosques secos son generalmente más amenazados y dejados de lado en el diálogo internacional en comparación a los bosques húmedos. En resumen, la situación de los bosques en el mundo no es tan buena como debiera, considerando lo importantes que son los bosques.

¿Qué investigaciones está desarrollando CIFOR respecto a los bosques y las ciudades?

Realmente no trabajamos en ciudades o en forestería urbana, pero en los últimos años ha habido una serie de trabajos bastante interesantes sobre la importancia de los árboles en términos de la mitigación del clima. Lo que está haciendo CIFOR en términos de ciudades y urbanismo y forestería es examinar el vínculo entre el hecho de que nos estamos moviendo hacia el mundo urbano —más del 60% de la población está en ciudades— y el hecho de que estas ciudades están creando una gran demandad de recursos provenientes del exterior. Eso es importante, por lo que debemos seguir comprendiendo el vínculo entre las ciudades y el entorno natural. Y es algo que se da de diferentes maneras: la migración desde las zonas forestales hacia las ciudades, que cambia lo que está sucediendo en los bosques; o el tamaño cada vez mayor de las ciudades, que deforesta tierras forestales fértiles. En CIFOR estamos trabajando en estos temas, el impacto de la urbanización en el bosque y el impacto de la migración hacia los centros urbanos en las personas que se quedan.

Este año, CIFOR celebra su 25 aniversario. En este tiempo, ha desarrollado una sólida reputación como la principal institución de investigación sobre bosques tropicales. ¿De qué manera ha impulsado CIFOR la agenda global sobre bosques?

La principal contribución de CIFOR a la forestería y los bosques ha sido mirar más allá de los bosques y lograr que los actores y las partes interesadas comprendan que muchos de los problemas que afectan a los bosques ocurren debido a situaciones que se producen fuera de estos y del sector forestal tradicional. El trabajo que hemos venido desarrollando más allá del sector forestal tradicional —como la gestión forestal o la tala de impacto reducido— diferencia a CIFOR de otras organizaciones. Y creo que ese ha sido el mayor logro de todo el trabajo e impacto que hemos generado en los últimos 25 años.

Hemos trabajado un poco en forestería tradicional, pero no es allí donde hemos logrado el mayor impacto. Nuestro mayor impacto se ha dado en términos de ampliar la noción de forestería, de mostrar cómo esta contribuye al desarrollo sostenible y cómo muchas de las cosas que suceden en los bosques están vinculadas a decisiones tomadas fuera del sector forestal.

Mirando hacia el futuro, ¿cuáles son las prioridades de investigación de CIFOR?

Estamos tratando de lograr el reconocimiento del papel que cumplen los bosques para la sociedad en su conjunto y no solo para la producción de madera. Esto significa comprender lo que está sucediendo en los bosques debido a factores externos como la migración demográfica, comprender el papel de los bosques en la mitigación y la adaptación al cambio climático, y también el impacto que el cambio climático tendrá en los bosques.

Debido a la agenda internacional, hay mucho trabajo sobre degradación y restauración. Esto es algo a lo que dedicaremos esfuerzos importantes, en especial para pasar de los compromisos a la acción. Hay muchos compromisos: restaurar tal cantidad de bosque, devolver tal cantidad de bosque a la población local… pero tenemos que ir más allá y entrar en acción, y lo que CIFOR puede hacer es proporcionar la evidencia y el respaldo científico para pasar del compromiso a la acción.

Y al pasar del compromiso a la acción, el financiamiento es una pieza clave a veces ausente en la restauración del paisaje forestal. ¿De qué manera puede el sector privado ponerse a la altura de estos compromisos y acciones?

El financiamiento para los bosques ha sido un tema recurrente y apremiante desde que CIFOR existe y desde antes. No se relaciona simplemente con el problema de la restauración. Está claro que, dados todos los compromisos de restauración existentes, no hay suficiente dinero público para cumplirlos. Por ello, nos gustaría atraer la inversión del sector privado a la restauración, pero para lograr que el sector privado invierta en la restauración, necesitamos tener una comprensión y consideraciones claras de la economía de la restauración.

Por lo tanto, no se trata simplemente de restaurar los bosques a como eran antes de que se degradaran (a veces es posible, a veces no). Se trata de considerar la restauración como algo que genera valor económico, y que este valor pueda interesar a un inversionista y convencer a las personas de no degradar nuevamente el bosque. Podemos atraer al sector privado solo si demostramos que la inversión tiene sentido. De lo contrario, la reforestación provendrá de subvenciones de dinero público, y no hay suficiente dinero público.

En muchos casos, se restaurarán bosques solo para protegerlos, pero no creo que estos sean la mayoría de los bosques restaurados. Muchos de los bosques y tierras que requieren ser restaurados deben serlo para el desarrollo de actividades económicas, para no volver a entrar a los bosques primarios y degradarlos.

Conocemos la frase “adoptar un enfoque más integral” con respecto a nuestra forma de ver los bosques. En ese sentido, CIFOR ha sido pionero en vincular los bosques a la agenda de desarrollo global, así como al enfoque de paisaje, y uno de los proyectos clave de CIFOR es el Global Landscapes Forum (GLF). ¿Podría hablarnos un poco más acerca del GLF?

El GLF es más que un proyecto. En realidad, es una aspiración a crear una plataforma en la que todas las partes interesadas en los bosques y la forestería puedan presentar sus problemas, debatirlos y buscar soluciones. Lo que realmente hace que la naturaleza del GLF sea única es que no solo está relacionado con la forestería. También consideramos otros tipos de uso de la tierra. Y no es solo para organizaciones de investigación forestal, ni solo para los donantes públicos, ni solo para el sector privado. Es una plataforma que intenta convocar a todos y crear un movimiento para que nuestros recursos naturales se gestionen mejor y de manera más sostenible para los medios de vida de las personas que viven allí, para la biodiversidad y para los servicios ecosistémicos de valor natural. Eso es realmente lo que diferencia al GLF de otras iniciativas más temáticas. Es la idea de que vamos a crear un movimiento. Vamos a crear una comunidad de personas interesadas en gestionar de manera sostenible el lugar donde viven: el paisaje.

Este estudio forma parte del Programa de Investigación del CGIAR sobre Bosques, Árboles y Agroforestería(FTA), que cuenta con el respaldo de los Donantes del Fondo CGIAR.
Política de derechos de autor:
Queremos que comparta el contenido de Los Bosques en las Noticias (Forests News), el cual se publica bajo la licencia Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional (CC BY-NC-SA 4.0) de Creative Commons. Ello significa que usted es libre de redistribuir nuestro material con fines no comerciales. Para ello, le pedimos que incluya el crédito correspondiente de Los Bosques en las Noticias y un enlace al contenido original, que indique si se han hecho cambios en el material, y que difunda sus contribuciones bajo la misma licencia de Creative Commons. Si quiere republicar, reimprimir o reutilizar nuestros materiales, debe notificarlo a Los Bosques en las Noticias, poniéndose en contacto con forestsnews@cgiar.org