Productores se refugian en las frutas

mangos

 

En esta temporada seca —que prácticamente se ha prolongado por casi dos años— agricultores de maíz, sorgo y frijol del departamento de Carazo están refugiándose en otros cultivos para obtener ingresos pese a las adversidades climáticas.Algunos de ellos son los agremiados en la Cooperativa de Proyectos Agropecuaria Multisectorial de Diriamba (Coopad), quienes actualmente subsisten por la venta de las frutas que cosechan en parcelas cultivadas años atrás, previendo la necesidad de diversificarse.

Mango, nancite, jocote, mamón, papaya y aguacate son algunos de los frutos que están sembrando los agricultores.“Esto ahorita nos está permitiendo hacer un estudio para saber cuáles son los árboles que sobreviven con poca agua, resistan temperaturas altas y que soporten los vientos”, expresó Raúl Hernández, administrador y coordinador de proyectos de la Coopad.

Comentó que en abril harán ese primer estudio de los árboles frutales y maderables que sembraron en 1995 y que se repartieron a cada productor.“En este momento los vientos han sido bastante fuertes y han permitido que la cosecha de jocote, mango y aguacate, se haya aminorado, porque los frutos se han caído”, dijo Hernández.
Especificó que como otra alternativa ante la falta de agua, han tenido que sembrar también plátanos y cebolla.Añadió que la cosecha de frijol, que culminó a finales de noviembre de 2016 en el Pacífico, fue bastante regular y que la Coopad consiguió 12 quintales por manzana. “Comparado con la tecnología que es apropiada, es un poco bajo, sin embargo se mira que el campesino con eso sobrevive”.

Mango, nancite, jocote, mamón, papaya y aguacate son algunos de los frutos que están sembrando los agricultores. LA PRENSA/ARCHIVO

La Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) anunció esta semana que habrá un “tsunami del frijol” en la cosecha de este mes.

Maíz y sorgo no van bien

Hernández comentó que la producción de maíz y sorgo el año pasado fueron también muy bajas, inclusive hubo pérdidas porque algunas plantaciones fueron atacadas por plagas y hongos.

Recomendó que el productor para su consumo, mientras pasa el periodo seco, debe garantizar un quintal de frijoles por semestre y que debería de guardar el otro para la siembra, cuando entre el invierno.

Por las altas temperaturas que se viven en Carazo, se estima que los caudales de los ríos y pozos de esa localidad han bajado en un 36 por ciento.“Los pozos que están ubicados en Tecomapa y Tupilapa (comarcas de Jinotepe) ya se han secado en gran parte y los que están buscando San Rafael, no se han secado pero sí han bajado su caudal”, indicó Hernández.

Más opciones

Otro medio de sobrevivencia de los productores de granos básicos de Carazo es la venta de otros productos como achiote, semilla de marañón, granadilla, calala, chayote y limón. Según el Censo Nacional Agropecuario (Cenagro, de 2011), en Carazo se registraban unas cinco mil manzanas de granos básicos.

7,959

productores agropecuarias individuales se registraban en Carazo hasta 2011, según el Censo Nacional Agropecuario.

DIARIO LA PRENSA