Por nuestra Soberanía Alimentaría Defendamos nuestras Semillas Criollas

afo3

 

Unas 15 organizaciones de productores se sumaron a la campaña que encabeza la Alianza Semillas de Identidad para exigir a las autoridades que en Nicaragua se mantenga la prohibición de usar semillas genéticamente modificadas, ya sea para fines comerciales o experimentales.

Según el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG), Álvaro Fiallos, no es el uso de estas semillas lo que resolverá los problemas de productividad que enfrenta el país, sino el manejo integral de los cultivos y de las fincas.

“Somos muy dados a agarrar un punto en la producción y echarle la culpa a poner la esperanza en que ese punto compondrá todo. No es cierto que la semilla es la que va a aumentar la productividad en el país, es el manejo de los suelos que están deteriorados y han perdido enormes cantidades de materia orgánica y mientras no trabajemos en conjunto sobre esas cosas es muy difícil que mejoremos la productividad”, asegura el presidente de la UNAG, organización que se sumó a la campaña en contra de los transgénicos.

Es por eso que llamaron a las autoridades a apoyar los esfuerzos de algunas organizaciones para desarrollar sistemas de conservación de la calidad de los recursos naturales. “Empezando por la recuperación de los suelos, sin lo cual no es posible que mejoremos las condiciones de vida y contribuyamos al desarrollo del país”, sostuvo Orlando Valverde, del Movimiento de Productores y Productoras Agroecológico y Orgánico de Nicaragua (Maonic).

Las organizaciones dicen desconocer que si el Gobierno se ha pronunciado en favor del ingreso al país de las semillas transgénicas, pero confían en que haga respetar varias leyes que frenan el uso de estos materiales.

DIARIO LA PRENSA