Nutrición del suelo

foto-junio

Dentro del proceso de recuperación y reconstrucción integral de suelos, se realizan esfuerzos a través de diferentes Buenas Practicas Agro Ecológicas (BPAE), tales como:

Abonos Verdes:

Es recomendable realizar esta siembra en áreas con escasa o nula sombra en las que se va a sembrar café, cacao, etc., y como parte del plan para establecer sistemas sucesionales.

Esta recuperación y mejora de las condiciones físicas, mecánicas, químicas y biológicas, del suelo es apenas un nivel básico, para anteponerla a las formas principales de pérdida de grandes cantidades de suelo y nutrientes que son la escorrentía y la lixiviación.

Compost Mineralizado:

Esta es una BPAE sustantiva, porque con su aporte nutricional previene plagas y enfermedades.

Los suelos profundamente erosionados requieren de una reconstrucción mayor o total, la cual es posible alcanzar en corto o mediano plazo solo elaborando y aplicando compost mineralizado, con el que disponemos de un amplio menú de nutrientes orgánicos y de minerales activados, que satisfacen en gran medida los requerimientos nutricionales y energéticos a nivel cada vez más óptimo para el cultivo.

La reconstrucción de los vigores del suelo en forma integral es fundamental para mejorar el desempeño tanto de los cultivos de la soberanía y seguridad alimentaria, como de los rubros de exportación.