Nicaragua debe producir más miel

 

Para 2018 las exportaciones de miel podrían alcanzar las 800 toneladas, según Lars Saquero, gerente general de Ingemann Food Nicaragua.

Saquero lamentó que la miel no se esté explotando al máximo. “Estamos aprovechando apenas el veinte por ciento del potencial, hay mucho más flores que lo que estamos usando para cosechar miel”, afirmó.

Saquero expresó que el cambio climático es una de las principales preocupaciones del sector, porque “afecta directamente las floraciones y sin floraciones no hay miel”.

Le puede interesar: ¿Por qué sería una catástrofe que desaparecieran las abejas y qué podés hacer para evitarlo?

La producción de miel ocurre principalmente en León, Boaco, Mateare, Tipitapa, Matagalpa y Jinotega, donde están involucrados más de 1,200 apicultores, un tercio son mujeres.

Calidad de la miel

Eddy Sandoval, técnico del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), refirió que para garantizar que la miel sea de consumo humano, realizan vigilancia epidemiológica apícola a nivel nacional, además de monitoreo de las enfermedades de las abejas y control sobre las exportaciones.

Lea también: Son días “amargos” para los productores de miel

Sandoval afirmó que desde 2010 se ha estado trabajando en el registro nacional de los apicultores y hasta el momento están contabilizados 1,248 apicultores en todo el país.

Asimismo, el IPSA tiene contabilizadas 42,236 colmenas y solo en 2017 se exportaron 717 toneladas de este producto.

Lea más en: Clima amenaza a las abejas

Sandoval mencionó que la producción de miel es exportada principalmente a países europeos, misma que proviene de floración de árboles como sardinillo, laurel, guaba, madero negro, elequeme y de cítricos.

LA PRENSA

-->