Nicaragua cancela envíos de café al exterior

 

Aunque el volumen de café que se envió al exterior entre el 1 de octubre del 2017 y el 30 de abril de este año creció en 17.80 por ciento con respecto a lo que se mandó en el mismo lapso del ciclo anterior, en las últimas semanas gran parte de los despachos de este grano han sido cancelados por la crisis sociopolítica que enfrenta el país.

De momento estas cancelaciones podrían renegociarse con los compradores para evitar consecuencias graves, pero entre más se extienda esta crisis, los efectos para los exportadores y el país pueden ser irreversibles, advierte la Asociación de Exportadores de Café de Nicaragua (Excan).

Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), entre el 1 de octubre de 2017, (fecha en que inició oficialmente la cosecha 2017-2018 que concluye el 30 de septiembre de 2018) y el 30 de abril, se enviaron al exterior 1.72 millones de quintales del grano, superior a los 1.46 millones de quintales en el mismo período del ciclo anterior. Estas ventas le generaron al país 250.48 millones de dólares, superior en 6.06 por ciento con respecto a los 236.15 millones de dólares percibidos por las ventas del mismo lapso de la cosecha 2016-2017.

Pese a este crecimiento, el presidente de Excan, José Ángel Buitrago, confirma que en los últimos días para evitar las afectaciones provocadas por los tranques y otros peligros que corre la carga en las vías, se han cancelado envíos.

“Los tranques son unos de los obstáculos, pero también es una medida de precaución para evitar otros peligros. El que reserva el barco que viene al país a recoger este café es el comprador, entonces cuando estos envíos se atrasan el comprador le carga ese flete al exportador local que al final es quien sale perdiendo, a no ser que logre un arreglo con él”, explica Buitrago.

Teniendo en cuenta que la crisis actual puede ser considerada un problema de fuerza mayor que los compradores pueden entender, es posible que se logren acuerdos que no afecten económicamente a los exportadores locales. Pero Buitrago advierte que entre más tiempo se prolongue esta crisis mayor es el riesgo de que los compradores busquen el café en otros mercados.

Riesgo de multas

Teniendo en cuenta que de acuerdo con las proyecciones oficiales aún resta por exportar al menos 700 mil quintales del grano, podrían comenzar a surgir multas por incumplimiento y problemas mayores.

“Nicaragua tenía una imagen de exportador cumplido y ahora pasa a un nivel inferior de incumplimiento y eso podría provocar castigos en el precio del grano y otro montón de situaciones adversas que pueden surgir, pero obviamente esto puede llevar a muchos pequeños exportadores que tienen poco respaldo podrían verse obligados a cerrar porque una multa de los compradores los llevaría a la quiebra”, explica Buitrago.

El café es uno de los principales productos de exportación de Nicaragua, de ahí su importancia del impacto que la crisis sociopolítica actual está teniendo en el sector.

Precios bajos

Pese a que a nivel internacional el precio del café se ha mantenido en las últimas semanas en torno a los 120 dólares por quintal, según el Cetrex en abril el café nicaragüense que se mandó al exterior obtuvo un precio promedio de 157.30 dólares por quintal, por debajo de los 162.80 dólares por quintal que promedió la cosecha anterior.

LA PRENSA

 

 

-->