Mejora abastecimiento

Managua, Nicaragua. 16/Noviembre/2012. Instalaciones del Matadero CARNIC, laborando para la exportacion de carne vacuna. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

Tres días después de que el Gobierno exhortara a la industria cárnica a presentar las pruebas del supuesto contrabando de ganado para facilitar su combate, el sector anunció que el abastecimiento a las plantas comenzó a normalizarse.

Ahora los mataderos buscan alianzas con organizaciones de productores para mejorar el mecanismo de compra de las reses y a la vez evitar que la sequía entorpezca el funcionamiento de las plantas en los próximos meses.

“Si ellos tienen alguna información, porque hay un informe elaborado por los dueños de algunos mataderos, un informe que habla de miles de cabezas de ganado que están saliendo… bueno, que hablen con la Policía, que hablen con el Ejército, que presenten esos informes”, afirmó el presidente inconstitucional Daniel Ortega el jueves pasado durante la celebración del 36 aniversario del Ejército de Nicaragua.

El vicepresidente de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne), José Daniel Núñez, dijo ayer que “gracias a Dios ya hay una orden expresa del presidente de atacar este problema” y “tenemos entendido que desde hace dos semanas este problema se ha parado, se ha detenido”.

Núñez, también gerente general del Nuevo Carnic, se reunió ayer con representantes de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua (UNAG) y de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan) para buscar una alianza que facilite la compra de las reses.

“Compraríamos incluso animales pequeños a los productores que no tienen qué darles de comer y los llevaríamos a los centros de alimentación confinados que tenemos en los mataderos”, explicó Núñez.

También contemplan otorgar financiamiento a los pequeños y medianos ganaderos que carezcan de recursos para engordar su ganado y promover la venta de este a través de las organizaciones.

La compra de lotes grandes, al no tener la participación del intermediario, permitirá a las plantas pagar un mejor precio, lo que a su vez “debería provocar que baje un poco el precio de la carne al consumidor”, sostuvo Núñez.

Para el presidente de Conagan, René Blandón, la comercialización de lotes grandes de reses beneficiará también a los mataderos porque les garantizará el abastecimiento aunque no sea para trabajar a capacidad completa. Sin embargo, considera que el precio del ganado debe fijarse en función del mercado.

SEGUIRÁN VENDIENDO A QUIEN MEJOR PAGUE

Para el presidente de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos de Nicaragua (UNAG), Álvaro Fiallos, un mecanismo de compra-venta directa es el ideal.

“Ese ha sido el anhelo de nosotros poder vender a la industria directamente nuestro ganado y no a través de intermediarios. Pero eso requiere un esfuerzo enorme de organización gremial y tampoco se resuelve si no es el territorio”, afirmó Fiallos, quien reiteró que el productor seguirá vendiendo a quien mejor le pague.

 

Nota: la información es tomada de La Prensa