Iliquidez no permite a cafetaleros de Nicaragua esperar mejor precio

 

Pese a la crisis que enfrentan los cafetaleros —provocada por la caída del precio en el mercado internacional y la merma de la cosecha por las afectaciones climáticas—, en los primeros cuatro meses de la cosecha 2017-2018, que inició el 1 de octubre del año pasado y concluye el 30 de septiembre de este año, las exportaciones del grano registraron un crecimiento del 46.66 por ciento en el volumen y del 28.32 por ciento en el valor.

Las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex) detallan que entre el 1 de octubre y el 31 de enero se enviaron al exterior 543,439 quintales del llamado grano de oro, superior a los 370,534 quintales exportados en el mismo periodo del ciclo 2016-2017.

La presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), Aura Lila Sevilla Kuan, atribuye el repunte de los envíos al exterior a varios factores, incluida la crisis que enfrentan los productores.

 “Este incremento obedece a que la cosecha se adelantó, también puede ser que hubieran remanentes del ciclo anterior, eso no lo sabemos porque las autoridades lo reportan hasta al final”, dice Sevilla Kuan.
Otro factor que influyó, según la presidenta de la ANCN, es la crisis de iliquidez que enfrentan los productores.

Ampliar infografía aquí: 

Cafetaleros vendieron incluso a intermediarios

“Como no hay indicio de que el precio en el mercado internacional vaya a reaccionar, los productores el café que iba saliendo lo iban vendiendo para tener dinero para pagar la planilla de las fincas porque si uno no paga se van los trabajadores que de por sí están escasos”, asegura Sevilla Kuan.

La dirigente añade que incluso la falta de recursos obligó a muchos productores a vender el café en pergamino a intermediarios que lo pagan al momento de la entrega, ya que cuando se entrega a las empresas exportadoras hay que esperar que lo procesen y lo vendan para recibir el pago.

No obstante, la caída en el precio promedio de venta que en el periodo de referencia de la cosecha actual perdió 15.28 dólares por quintal —al bajar de 148.12 dólares por quintal en los primeros cuatro meses del ciclo anterior a 132.85 dólares en el actual—, evitó que los ingresos generados por la actividad crecieran en la misma proporción que el volumen.

En los primeros cuatro meses del ciclo actual, la colocación del llamado grano de oro en el mercado internacional generó 72.62 millones de dólares, superior a los 56.59 millones obtenidos en la cosecha anterior.

Taza

Los compradores

Como tradicionalmente ocurre, en los primeros cuatro meses de la cosecha de café 2017-2018, Estados Unidos se mantuvo como el principal comprador del grano. Entre octubre del año pasado y enero de este año el mercado estadounidense absorbió 252,648 quintales del grano por los que desembolsó 34.64 millones de dólares.

Los restantes 290,791 quintales que se exportaron en el periodo de referencia se distribuyeron en 32 países, encabezados por Bélgica que compró 81,105 quintales seguido de Alemania con 62,108 quintales. El resto adquirió entre 45 y 22,880 quintales.

Emiratos Árabes Unidos fue el país que pagó el precio más alto, 213.70 dólares por cada quintal y adquirió 4,822 quintales, en cambio India pagó el precio más bajo, 71.40 dólares por cada uno de los 3,717 quintales que compró.

LA PRENSA