Familias que se cambian de la leña al biogás superan el millar

123 BIOGAS

 

Más de un millar de familias campesinas han dejado de consumir leña como fuente de energía para utilizar biogás, un producto amigable con el medioambiente y la salud, informó hoy el Servicio Holandés de Cooperación del Desarrollo  (SNV).

La barrera de las 1,000 familias se superó en el tercer año de ejecución del Programa Biogás en Nicaragua (PBN), que tiene como objetivo introducir en las zonas rurales del país un sistema energético que reduzca la dependencia de la leña para cocinar, a la vez que evite emisiones de gases de efecto invernadero, según SNV.

Inauguran sistema de biogás productivo en Juigalpa

El sistema del PBN consiste en un domo que acopia el gas producido por las heces de vaca, con el que funcionan las cocinas, y que sirve para motores de iluminación, sistemas para ordeñar, bombas de agua y picadoras de pastos.

Un incentivo de 480 dólares a cada campesino que decide instalar el sistema ha ayudado a popularizar el biogás en el país, afirmó la asesora de comunicación de SNV, Judith Vanegas.

Con este sistema algunos campesinos pueden ahorrarse más de 100 dólares mensuales en gastos de gas para cocinar, de acuerdo con SNV, cantidad equivalente al 50% del salario mínimo y casi una cuarta parte de la canasta básica.

Al ahorro en los gastos de energía se suman las ganancias por dejar de consumir fertilizantes, ya que el biogás produce un residuo líquido llamado biol, que es un fertilizante con tantas o más propiedades que los productos industriales, resalta SNV.

Dos familias por día abandonan la leña por el biogás en Nicaragua

El biogás es financiado con una partida de 6 millones de dólares aportados por el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y con el apoyo del Fondo Nórdico para el Desarrollo (FND).

EL NUEVO DIARIO