Exportación de café cae 60% en los dos primeros meses del ciclo

 

Los ingresos por la exportación de café nicaragüense, en los dos primeros meses del ciclo 2018-2019, registraron una caída de 60.3%.

Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), entre octubre y noviembre pasado las ventas del rojito al exterior sumaron US$13.3 millones, menos de la mitad de los US$33.5 millones que generaron en igual período de 2017.

Los datos oficiales reflejan una reducción, en esos dos meses, tanto en el volumen de café exportado, como en el precio pagado por el quintal del grano.

Cafetaleros advierten de futuros problemas en la cosecha.– Cafetaleros advierten de futuros problemas en la cosecha. –

Los exportadores de café comercializaron en el exterior 103,380 quintales del grano de oro entre octubre y noviembre de 2018, mientras que en los mismos meses de 2017 ya habían enviado 248,808 quintales. Esto significa una reducción interanual de 58.5% en el volumen exportado.

El precio promedio del quintal del grano sufrió una disminución de 5.3%, pasando de US$133.7 entre octubre y noviembre de 2017 a US$126.6 en el mismo período de 2018.

Caída más fuerte en noviembre

En Nicaragua el ciclo del café se extiende del 1 de octubre de un año al 30 de septiembre del siguiente año.

El café oro es actualmente el segundo producto de exportación más importante del país, después de la carne de bovino.

En octubre pasado, de acuerdo con el Cetrex, Nicaragua solo exportó 65,755 quintales de café oro, 54% menos en volumen con respecto a lo exportado en octubre de 2017.

Cafetaleros advierten de futuros problemas en la cosecha.– Cafetaleros advierten de futuros problemas en la cosecha. –

El precio pagado por el quintal del grano de oro registró una reducción interanual de 4.5%, al bajar de US$141.1 en octubre de 2017 a US$134.7 en octubre de 2018.

De esa manera, en octubre pasado, la exportación del rojito nicaragüense solo generó US$8.9 millones; es decir, US$11.3 millones menos en comparación con los US$20.2 millones de octubre de 2017.

Sin embargo, la caída en las ventas al exterior de ese producto fue aún mayor en noviembre pasado.

El volumen de café exportado bajó a 37,625 quintales (105,957, en noviembre de 2017) y el precio promedio pagado pasó de US$126.3 en noviembre de 2017 a US$118.5 en noviembre de 2018.

Es decir, en noviembre de 2018 el grano de oro nicaragüense solo generó US$4.5 millones (US$13.4 millones en el mismo mes del año anterior).

En los dos primeros meses del ciclo 2018-2019, Estados Unidos continuó siendo el principal destino del café nicaragüense. A ese país se exportaron 62,378 quintales de café oro, con un precio de US$134.9 por quintal, generando US$8.4 millones.

Poco alentador

Aura Lila Sevilla, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua, considera que en el país aún no se ha estimado bien la magnitud de la crisis política y social del país en el sector cafetalero.

“Se habla mucho del turismo y otros sectores, pero cuando nosotros finalicemos este ciclo se van a ver las afectaciones en el café”, señaló Sevilla.

Dijo que, si bien, la caída en las exportaciones se debe a la caída del precio internacional del rojito, ese problema se suma a los propios de la cosecha cafetalera nacional. “Este año, por falta de financiamiento, no fertilizamos; y estamos hablando ahorita de una reducción bien drástica en la cosecha, porque tenemos menores rendimientos”, aseveró la representante gremial.

Cafetaleros advierten de futuros problemas en la cosecha.– Cafetaleros advierten de futuros problemas en la cosecha. –

Aura Lila Sevilla explicó que los mayores volúmenes de café de Nicaragua se exportan en los meses de marzo a mayo de cada año, pero las expectativas no son alentadoras, tomando en cuenta que el precio internacional no da señales de recuperación ni se visualiza una salida a la crisis sociopolítica del país.

En ese contexto, explicó, los caficultores tendrán que vender su café al precio que esté. “Por la situación de iliquidez en que está la mayoría de productores, no se puede decir ‘vamos a vender un contenedor y me voy a quedar con dos, para cubrir mis obligaciones financieras y a esperar mientras el precio se recupera’. ¡Qué va! Además, con la situación del país, en cualquier momento puede suceder algo y en ese caso el café no podría salir”, expresó Sevilla.

EL NUEVO DIARIO

-->