Especialistas de la región esperan que El Niño venga en octubre

 

Mientras a nivel centroamericano los agricultores sufren los estragos causados en sus cultivos por la escasez de lluvia y se preparan para el posible establecimiento de El Niño, en Nicaragua el Ministerio Agropecuario reporta que el buen desempeño de la temporada lluviosa garantizará excelentes cosechas.

“Aproximadamente un 80 por ciento de los modelos de predicción de las temperaturas del océano Pacífico Ecuatorial estiman que, durante el periodo de validez de esta perspectiva (agosto-octubre), se producirá la transición de la fase neutra del ENOS (ni Niño ni Niña) a la fase de El Niño. Es decir, existen posibilidades que a finales del periodo de esta perspectiva se desarrolle un fenómeno de El Niño, el cual se prevé podría ser de débil a moderada intensidad”, dicen los resultados del XXXV Foro de Aplicación de los Pronósticos Climáticos, realizado recientemente en Guatemala.

En el marco de este foro la mesa de agricultura coordinada por la Secretaría Ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (CAC), se determinó que entre agosto y octubre en la mayoría de los países de la región centroamericana habría zonas con condiciones de déficit de lluvias de acuerdo con el promedio para ese periodo.

Jalapa Nueva Segovia , Productores agricolas .Foto Wilmer Lopez

Prepararse para lo que viene

“Los especialistas de agricultura comentaron la importancia de identificar con antelación algunas acciones de preparación ante las condiciones indicadas, así como algunas recomendaciones técnicas para los cultivos de granos básicos y la ganadería. Además, es fundamental que cada país realice un seguimiento frecuente sobre la evolución del clima con su servicio meteorológico, y analizar a lo interno posibles medidas”, revela el informe del foro.

Mientras tanto, en Managua en titular del Ministerio Agropecuario (Mag), Edward Centeno, dijo a medios oficialistas que las “condiciones climáticas favorables” garantizarán una buena producción de alimentos.

El “comportamiento de las lluvias en los sitios de siembra ha sido satisfactorio”, lo que garantiza que la producción en el subciclo de primera “sea muy buena y dé lugar a una buena preparación de los suelos” para la siembra de postrera.

“A pesar de algunas incidencias en cuanto al régimen de lluvia en algunas zonas del país, nos ha permitido que desde ya se trabaje en la preparación del terreno para la siembra de postrera, la cual inicia después de 15 de agosto, mismo que está comprendido en la canícula.

Esperamos que el comportamiento climático siga de esta manera y nos permita alcanzar resultados positivos durante el periodo de postrera”, sostuvo Centeno.

Sin metas oficiales

Aunque hasta la fecha aún no se conocen las metas de producción para el ciclo agrícola 2018-2019, que inició en mayo, el titular del Ministerio Agropecuario, Edward Centeno, confía en que el buen desempeño de la temporada lluviosa permita alcanzar las metas productivas.

“Para la siembra de primera, en cuanto al frijol, en este momento el producto ya está saliendo a los mercados y esperamos que en este ciclo alcancemos un poco más de un millón de quintales, lo cual se traduce en un buen abastecimiento para el consumo nacional”, dijo Centeno a medios oficialistas. Añadió: “Ya contamos con cosecha de elotes, chilotes y el maíz seco utilizado para tortillas saldrá posteriormente”.

LA PRENSA

-->