El campo estará amenazado por el frío y las lluvias que se avecinan

 

Entre 12 y 14 frentes fríos, según los pronósticos, podrían llegar a Mesoamérica en los próximos meses y causar lluvias y vientos que, de no tomarse las medidas pertinentes, provocarían plagas en los cultivos y enfermedades respiratorias y parasitarias en los animales.

Durante el LIV Foro Centroamericano del Clima realizado recientemente en Guatemala, los servicios meteorológicos de México, Centroamérica, República Dominicana y Cuba pronosticaron que entre 12 y 14 frentes fríos llegarían a la región entre noviembre y marzo, aunque su mayor frecuencia se registraría entre diciembre y febrero, informó a través de un comunicado el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa).

La presencia de estos frentes fríos puede provocar intensas lluvias entre diciembre y enero, estas disminuirían su intensidad entre febrero y marzo.

Según Oirsa las condiciones de temperatura y humedad moderada provocadas por el desarrollo de estos frentes fríos podrían incrementar la incidencia y severidad de la roya del cafeto, que bajo estas condiciones también estaría expuesto al incremento de la broca del café.

También los cítricos

En el caso de los cítricos se espera un “aumento de la presencia del vector del HLB (diaphorina citri) para la parte sur de México, norte de Guatemala, Honduras, zona Caribe de Nicaragua, Costa Rica y la región de Bocas del Toro en Panamá”, detalla el comunicado de OIRSA.

Y pese a esta alerta regional, en Nicaragua los productores la desconocen. Según Aura Lila Sevilla Kuan, presidenta de la Alianza Nacional de Cafetaleros de Nicaragua (ANCN), hasta ahora no tienen ninguna información sobre estos pronósticos. La líder gremial considera que debe ser el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA) el que emita la información y recomendaciones pertinentes.

“Porque si bien las organizaciones gremiales tenemos acceso a este tipo de información, no tenemos la capacidad de irradiarla a todos los productores. Lo que vamos a hacer es comunicarnos con nuestros interlocutores para que propiciemos una reunión con el IPSA para que nos informen”, dice Sevilla Kuan.

No obstante, reconoce que el sector cafetalero, por encontrarse en cosecha, está en alerta constante. “Si vemos un brote de roya, lo que hacemos es que si el café no está muy maduro detenemos el corte y aplicamos el fungicida, porque es complicado estar cortando y haciendo aplicaciones”, explica.

Esperan apoyo del IPSA

Con respecto a la broca, hasta ahora la ANCN ha tenido reportes de casos esporádicos de broca, pero ninguno de gravedad.

Dado que las lluvias que se están pronosticando afectarían a la región principalmente entre diciembre y febrero, el sector cafetalero espera que en los próximos días el IPSA les transmita la información y recomendaciones pertinentes que permitan, en la medida, posibilidades para reducir las afectaciones.

Para Carlos Zelaya, investigador del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el problema con el café es que a esta amenaza climática se suma la caída de los precios que enfrenta el sector. Cuando el precio del café cae en el mercado internacional, los ingresos del sector se reducen, esto impide que los productores den un adecuado manejo a sus plantaciones.

Los productores de Nueva Guinea esperan que cesen las lluvias para aporrear los frijoles. LA PRENSA/JERÓNIMO DUARTE

Gusanos en el maíz

El informe de Oirsa también advierte que en zonas con precipitaciones acumuladas superiores a 700 milímetros en el período del pronóstico (de noviembre a marzo), podrían aparecer brotes de gusanos y mancha de asfalto en las plantaciones de maíz.

Zelaya dice que afortunadamente en Nicaragua la mayor parte de la producción de maíz ya salió y no hay peligro de afectaciones mayores.

El pronóstico también advierte sobre el posible aparecimiento de brotes de gusano barrenador que afectaría la producción de chile y hortalizas y frijol.

“Se debe monitorear el pulgón amarillo del sorgo y mantenerse la vigilancia activa en siembras de segunda; sobre todo en áreas bajo riego sobre el litoral del Pacífico. También debe monitorearse la presencia de mosca pinta y barrenador del tallo en el cultivo de caña de azúcar”, detalla el informe de Oirsa.

Evitar sembrar en zonas susceptibles

También aconseja mantener vigilancia sobre el gorgojo descortezador del pino, especialmente en áreas sembradas sobre el litoral Caribe.

Para evitar posibles daños Oirsa aconseja evitar el cultivo de hortalizas en zonas altamente susceptibles a heladas que no posean sistemas de riego o ambientes controlados. También, incrementar la vigilancia epidemiológica fitosanitaria para el monitoreo de plagas y desarrollar procesos adecuados de desinfección del suelo y tratamiento de las semillas. También, se recomienda diseñar procesos adecuados de labranza y fertilización del suelo, evitando el exceso de fertilizantes nitrogenados.

Con respecto a la salud animal, según el pronóstico, los principales riesgos asociados al descenso de la temperatura, lluvias propias de la época y aumento de los vientos, pueden ocasionar enfermedades respiratorias y parasitarias.

En bovinos, caprinos, ovinos y equinos podrían presentarse enfermedades nutricionales, incrementarse las respiratorias y parasitarias. Mientras que en porcinos los problemas respiratorios son la principal amenaza.

Ganadería también

Según, Álvaro Vargas, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), el sector está a la espera de un protocolo de atención del IPSA.

“El IPSA está haciendo unos sondeos principalmente en la zona de El Rama, donde se ha registrado la muerte súbita de varias cabezas de ganado por problemas de parásitos, ellos la semana pasada iban a mandar unos patólogos para definir qué está sucediendo y recomendar protocolos de desparasitación”, explica Vargas.

El sector espera reunirse esta semana con las autoridades para recibir las orientaciones, ya que con la llegada de las lluvias de diciembre se pueden agudizar las consecuencias de estos focos de parásitos que ya han comenzado a dar problemas. Y aunque las lluvias y viento ponen en riesgo la salud de los animales, Vargas dice que para la nutrición del hato son beneficiosas, ya que mejoran la producción de pasto.

También cosechas

El informe emitido por el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (Oirsa) explica que los frente fríos que lleguen a la región en los próximos meses, además del riesgo de plagas y enfermedades, producirán precipitaciones que pueden afectar los procesos de cosecha y secado de los granos.

Por lo que recomienda buscar sistemas alternativos para el secado del grano e instalaciones adecuadas para su almacenamiento.

También monitorear los granos durante la cosecha y almacenamiento en busca de toxinas. Y finalmente aplicar buenas prácticas en el uso de agroquímicos para evitar que estos dejen residuos.

Se mantiene La Niña

Según el LIV Foro Centroamericano del Clima, realizado recientemente en Guatemala, las temperaturas superficiales del océano Pacífico Ecuatorial se encuentran desde noviembre del 2017 en fase Niña (con temperaturas por debajo de lo normal). La mayoría de los modelos de predicción señala que dicho fenómeno se mantendrá y alcanzará su mayor desarrollo en el período comprendido entre diciembre de 2017 y febrero de 2018. Estas condiciones provocarán condiciones normales a ligeramente arriba de lo normal para la mayoría de la región en términos de acumulados de lluvia, con excepción de algunos Estados de México.

LA PRENSA

-->