Disminuye fertilidad de la tierra por mal uso agrícola

 

El Gobierno de Nicaragua reveló que la mayor parte del territorio nacional aún tiene porcentajes altos de materia orgánica, lo que representa disponibilidad de tierra fértil.

A través de los mapas de factores de fertilidad de los suelos de Nicaragua que se presentaron el pasado martes, se revela que el país tiene suelos de mediana y alto porcentaje de materia orgánica.

Dicho documento disponible en la página web del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) muestra a través de seis mapas información sobre la fertilidad de los suelos.

Regiones menos fértiles

Sin embargo, el texto del mapa menciona que en “los últimos años se ha observado una disminución de la materia orgánica en el Centro del país, porque la producción agrícola se realiza en laderas, lo que provoca la pérdida de las capas irreparables de este suelo y en la región del Pacífico también hay pérdidas por los monocultivos y quemas agrícolas”.

El documento delimita a través de gráficos cuales son las zonas con mayor y menor concentración de materia orgánica o fertilidad, sin embargo, no menciona cifras sobre pérdidas de suelos fértiles.

La materia orgánica se forma a través de residuos de origen animal o vegetal mediante el proceso natural de descomposición. Archivo/END– La materia orgánica se forma a través de residuos de origen animal o vegetal mediante el proceso natural de descomposición. Archivo/END –

Efraín Acuña, uno de los expertos de la Universidad Nacional Agraria (UNA) que aportó información para los mapas, explicó que en el Caribe siempre estarán los suelos menos fértiles por la cantidad de lluvia que cae constantemente y que lava los nutrientes.

En cambio, en la parte Central y la región del Pacífico hay suelos con mayor contenido de nutrientes. Acuña reveló que para construir el mapa de fertilidad se usaron más de 6,000 muestras de suelos de la mayor parte del país y luego fueron analizadas en laboratorios. Se hicieron énfasis en seis factores principales de la fertilidad: materia orgánica,PH, fósforo disponible, potasio disponible, capacidad de intercambio catiónico y porcentaje de saturación de bases.

Agregó que en el caso de las regiones del Pacífico y Central, han habido pérdida de materia orgánica por las malas prácticas de uso de suelo.

“En las áreas con menor porcentaje de materia orgánica que indica el mapa, se practica la quema agrícola y  hay labranza de tierra constantemente lo que provoca que se caliente en exceso y la materia orgánica se oxida y se pierde rápidamente”, detalló el experto.

Acuña afirmó en la zonas de pendientes fuerte el agricultor tiene la costumbre de cultivar en limpio y quema lo que está en el suelo por considerarla mala hierba.  “Con la quema no hay materia orgánica que se descomponga. Esta práctica contribuye a que haya menos suelos con materia orgánica. Entre más se queme el suelo más se empobrece”, aseveró.

Factores que influyen en la fertilidad

Materia orgánica, PH, fósforo disponible, potasio disponible, capacidad de intercambio catiónico y porcentaje de saturación de bases, son los principales factores de fertilidad.

El mapa menciona la disponibilidad de cada una de ellos. Explica que la materia orgánica se forma a través de residuos de origen animal o vegetal mediante el proceso natural de descomposición. Los rangos de materia orgánica de los suelos son: de menos de 2% muy bajo, de 2% a 3% bajo, de 3% a 4% moderado y mayor a 4% alto. “La mayor parte del territorio tiene un rango de moderado a alto”, dice el documento.

Recomienda que para remediar la pérdida de materia orgánica hay que hacer rotación de cultivos, uso de rastrojos, labranza mínima, aplicación de abonos orgánicos.

El PH es la acidez de los suelos

El mapa destaca que en el Pacífico y el Centro tienen niveles aceptable de PH, en cambio, en el Caribe son muy ácidos, lo que está relacionado a valor de fertilidad bajo. En la regiones Central y Pacífico hay niveles moderados y altos de fósforos, lo que coincide con suelos fértiles. De igual manera estas zonas del país tienen buenos niveles de potasio.

La capacidad de intercambio catiónico es la capacidad que tienen los suelos arcillosos de retener nutrientes y liberarlos para que las plantas los absorban.

En la región del Pacífico y la parte norte central hay arcillas con mayor poder de intercambiar  nutrientes. En el Caribe existe arcilla con menos carga y posibilidad de intercambiar nutrientes.

Las quemas en el campo desminuyen el nivel orgánico del suelo. Archivo/END– Las quemas en el campo desminuyen el nivel orgánico del suelo. Archivo/END –

Porcentaje de saturación de bases es la presencia de elementos básicos como calcio, magnesio o sodio, y el proceso de intercambiar esos nutrientes con las plantas. Más de un tercio del país contiene alta saturación de base, es decir, que tienen una fertilidad de moderada a alta. “En la región del Pacífico es donde más hay saturación y eso está relacionado al origen volcánicos de los suelos”, dijo Acuña.

 Cambio climático amenaza fertilidad

Alejandro Alemán, especialista en cambio climático del Centro Humboldt, aseguró que la principal amenaza de la fertilidad de los suelos es el cambio climático que provoca patrones erráticos de lluvias y sequías.

No obstante, acciones o decisiones que se toman a nivel local como la deforestación sin control, agravan la situación.

“Uno de los síntomas del cambio climático que se manifiesta en el país son las intensas lluvias en poco tiempo. En dos horas puede caer el agua de varios días, eso incrementa la erosión en lugares donde no hay vegetación”, dijo Alemán.

Explicó que el factor de cambio climático y el mal manejos de los suelos lleva a un solo destino, la desertificación. “Los vientos generan erosión y provocan los polvazales, a mediano plazo eso impacta en la producción de alimentos”, aseveró el especialista.

La desertificación es la máxima expresión de suelos infértiles y comunidades ubicadas en el Corredor Seco presentan están condiciones, señaló Alemán.

Alemán indicó que las autoridades debe hacer una intervención inmediata, de lo contrario varias partes del país podrían volverse desérticas.

Uso del mapa

Según Acuña el mapa es para que el productor tenga disponible en la página web los mapas y ubicar su finca. Tener información de los suelos le ayudará a tomar decisiones. “Este mapa se trabajó a un tamaño de kilómetro cuadrado de píxel, es decir, que la resolución espacial es de un kilómetro. Es posible que a nivel local los datos puedan variar un poco y necesitaría hasta 30,000 análisis de suelos para hacerlo a nivel de pequeñas fincas”, detalló Acuña. Indicó que un análisis de suelo cuesta al rededor de US$40. El ahorro de materiales es otro de los beneficios, ya que si el productor conoce la cantidad de nutrientes que tiene su finca, no necesitará comprar fertilizantes, explicó el experto.

EL NUEVO DIARIO

-->