Cultivo de cebolla sorprende a rivenses

 

Un cultivo experimental de cebolla es impulsado por un agricultor del municipio de Belén Leonado Grisjalba y se localiza entre el kilómetro 102-103 de la carretera Panamericana Sur.

“Se trata de un proyecto de cultivo de cebolla amarilla en una manzana de tierra y ha causado gran asombro a los productores de la zona y a quienes pasan por la carretera y divisan el plantío, debido a que es algo histórico para  la agricultura de Rivas, ya que acá nunca se ha experimentado este cultivo”, relató.

Dijo que la idea es descubrir, si este rubro es una buena alternativa para los agricultores rivenses y motivarlos a diversificar sus cultivos.

El proyecto inició el 20 de noviembre con el establecimiento del almácigo, el 18 de enero se procedió a la siembra y, según Grisjalba, a partir de la tercera semana de abril se proyecta la fase de cosecha.

“En total son 350,000 matas de cebolla las que se plantaron y el cultivo muestra un buen desarrollo, y por eso la plantación es todo un escándalo en Rivas y hay productores que me han buscado y están a la espera de los resultados, para dedicarse a este rubro agrícola, y otros hasta me quieren como socio”, relató de manera sonriente el agricultor.

La inversión de este novedoso  cultivo en tierras rivenses ronda los C$100,000 e incluye la compra de semilla de cebolla amarilla americana, sistema de riego, mantenimiento de la plantación  y período  de cosecha, según dijo Grisjalba.

“La  cebolla se puede adaptar en  tierras sueltas de Rivas y con un buen mantenimiento e implementación de sistema de riego durante el verano, se pueden obtener buenos resultados”, detalló.

Así mismo  explicó que la implementación de estos proyectos, dirigidos a diversificar los rubros agrícolas, brindan nuevas oportunidades a pequeños y medianos productores, y que estas iniciativas deben ser respaldadas por el Gobierno.

Producción

En la plantación espera cosechar 350,000 cebollas y comercializarlas directamente en el mercado nacional a un precio que oscile entre los C$800 y C$1000 por quintal.

Grisjalba dijo que la idea de sembrar cebolla en su natal Belén, surgió cuando estaba en cama, recuperándose de una  cirugía practicada en un hospital de Managua,  “ya que los médicos me prohibieron reintegrarme a mis actividades como comerciante y me sentí frustrado y fue cuando pensé en cultivar cebolla, ya que también he sido productor”, relató.

EL NUEVO DIARIO

-->