Cómo cultivar jengibre en casa

 

JengibreZingiber officinale, una planta de la que se usa su rizoma principalmente en culturas asiáticas. Es muy común utilizarla debido a las propiedades y beneficios del jengibre. También se usa en recetas de cocina para añadirlo a platos dulces, salados, zumos, tés, etc. y por eso merece la pena animarse en el cultivo de jengibre.

Podemos plantar jengibre en nuestro huerto urbano en macetas o containers fácilmente. Y si lo vas a cultivar directamente en el suelo es recomendable hacerlo previamente en una maceta hasta que comiencen a aparecer los brotes y posteriormente se puede trasplantar.

Cómo cultivar jengibre

Cuando compres un jengibre, fíjate muy bien que no tenga arrugas, de que no esté blando o de que tenga moho. El jengibre debe estar firme. Presta atención y mira que tenga algún brote verde (como el que aparece en la foto)

jengibre.
Para plantar jengibre necesitas un trozo de rizoma de jengibre, una maceta de unos 40 cm de profundidad y lo más ancha posible, y la maceta la rellenaremos con 1 parte de abono o de humus de lombriz y 3 partes de tierra ecológica. La tierra debe estar esponjosa y bien aireada, debemos evitar que la tierra esté apelmazada para que pueda drenar bien el agua

El jengibre necesita cierto grado de humedad constante en la tierra. Debemos evitar que le de el sol directo para que puedan crecer nuevos brotes y que éstos no se echen a perder por un exceso de sol.

Si el trozo de jengibre que tienes todavía no tiene ningún brote, no te preocupes. Sólo tienes que ponerlo en un bol con agua a temperatura ambiente y dejarlo durante toda la noche.

Si por el contrario, en el jengibre que tienes ya ha salido algún brote verde sólo tienes que plantarlo directamente sin tener que dejarlo en remojo en agua. Para plantarlo debemos ponerlo sobre la tierra en horizontal y enterrarlo solamente a una profundidad de unos 5 cm dejando siembre los brotes en la parte superior, es decir, que no queden enterrados (como en la foto de abajo)

plantar jengibre

En cuanto a los riegos, el jengibre no necesita mucha cantidad de agua cada vez que lo regamos, pero debemos asegurarnos de que la tierra siempre está ligeramente húmeda. Lo mejor es echar agua periódicamente en un plato que pongamos debajo de la maceta o bien poner un riego por goteo que vaya aportando pequeñas cantidades de agua poco a poco de forma constante.

Tanto el sol directo durante muchas horas como las bajas temperaturas pueden perjudicar el crecimieno del cultivo. Lo mejor es mantener el jengibre durante su primera etapa de desarrollo en una zona donde reciba poca luz y a una temperatura de unos 20 ºC, y no debe estar a una temperatura mínima de 10 ºC.

Para cosechar el jengibre debes esperar a que las hojas vayan tomando un tono amarillento. Suele tardar unos 10 meses más o menos, dependiendo de si ha tenido las condiciones más idóneas para su desarrollo. Si tardas mucho más en cosecharlo el jengibre se volvería demasiado fibroso.

Con estos consejos para plantar jengibre en macetas podrás cultivarlo tú mism@ fácilmente y así ahorrar dinero y tenerlo siempre disponible.

Las propiedades medicinales del jengibre son muchísimas: favorece la buena digestión de los alimentos, ayuda a eliminar el moco de los pulmones por su acción expectorante, mejora los casos de asma, alivia los dolores, tiene efecto diurético, activa la circulación de la sangre… Lee más sobre los beneficios del jengibre

ECOAGRICULTOR

-->