Ajonjolí ante sequía

Managua.28/agosto/2015. Ajonjoli. Foto LA PRENSA/Maynor Valenzuela

Las recurrentes pérdidas que en los últimos ciclos han enfrentado los productores de granos básicos como consecuencia de la sequía, estimulan la siembra de productos más resistentes al déficit de lluvia, entre ellos el ajonjolí, cuya producción va en crecimiento en el país, debido a su creciente demanda en el mercado internacional.

Por la escasa inversión que requiere, se convierte en una opción ideal para que los productores de subsistencia reemplacen la siembra de granos básicos. La inversión se estima entre doscientos (siembra tradicional) y 450 dólares (mecanizada) por manzana.

El incremento de la demanda, principalmente del mercado asiático, ha estimulado a nivel mundial la ampliación de las áreas de cultivo y con ello el volumen de producción, provocando con ello variaciones del precio en el mercado internacional.

Nicaragua no ha estado ajena a este incremento en la producción de ajonjolí. En el 2013 el país exportó 5,801 toneladas de ajonjolí, la mayoría a Japón y Guatemala. El año pasado los envíos de ajonjolí crecieron a 6,592 toneladas. Y entre el 1 de enero y el 3 de septiembre de este año ya se han colocado 9,027 toneladas en México y Japón, detallan las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

El ajonjolí o sésamo sigue siendo una de las principales opciones par la siembra del subciclo de postrera en el Pacífico. Incluso este año el Gobierno promoverá su siembra en el occidente a través del Programa Crisol.

En León, unos dos mil productores de Malpaisillo, Quezalguaque, Achuapa, Telica, El Sauce y comunidades de la cabecera departamental han comenzado a recibir financiamiento para sembrar una manzana cada uno, según reportes de la delegación de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG) de León.

En Chinandega los beneficiados por el programa en la cabecera departamental serán 120 productores. Se desconoce el alcance total del proyecto en todo el departamento. “No sabemos a cuántos beneficiará el programa, pero nosotros tenemos una demanda de financiamiento para diez mil manzanas en todo el departamento, porque este es el único rubro que es resistente a la sequía y requiere poca inversión”, dice Mariano Laguna, presidente de la UNAG Chinandega.

La organización celebra la decisión gubernamental de incluir el ajonjolí al programa, que financia con trescientos dólares a cada productor para la siembra de una manzana de ajonjolí y le otorga un plazo de seis meses para pagarlos, sin intereses.

EN EXPANSIÓN

Por su parte, Diego Vargas, presidente de Inversiones Vargas S.A. (Invasa), principal exportador del producto, calcula que las áreas de siembra para este año sean de unas veinte mil manzanas, unas diez mil manzanas menos que las treinta mil que se cultivaron el año pasado, cuando se duplicó el área tradicional de los últimos años, que han sido unas quince mil manzanas.

La reducción, Vargas la atribuye a que el año pasado la sobreoferta mundial provocó una caída en el precio. Además, la sequía provocó una merma en el rendimiento que era en promedio de nueve quintales por manzana y bajó a entre seis y siete quintales por manzana.

Invasa está en capacidad de proveer semilla para una ocho mil manzanas, de las veinte mil que se proyecta se siembre durante este año.

Debido al déficit de lluvia el ajonjolí se puede sembrar durante casi todo septiembre. Y según Vargas, debido a los daños que provocó la sequía en la siembra de primera de granos básicos, es la opción ideal para los pequeños productores, por lo que celebra la decisión gubernamental de promover el cultivo a través del programa Crisol, entre los productores de subsistencia.

PRECIO SUBIRÁ

El Cetrex detalla que durante el 2014 el precio promedio de venta del ajonjolí fue de 91.14 dólares por quintal, superior a los 73.63 dólares por quintal que registraron en promedio las exportaciones durante el 2013.

No obstante, dichas estadísticas demuestran que el precio fluctuó durante todo el año pasado, y por ejemplo en agosto cayó a 77.72 dólares por quintal.

El mes pasado el precio registró un repunte, al promediar 171 dólares por quintal. Pero en los ocho meses que han transcurrido promedia solamente 71.81 dólares por quintal. Diego Vargas, de Invasa, considera que los problemas de inundación que enfrenta India y otros grandes productores de África estimularán más la recuperación del precio.

 

Nota: la información es tomada de La Prensa