Agro deja de producir por tierras invadidas en Nicaragua

 

Las áreas más afectadas con las invasiones han sido de uso agrícola, que hasta el 28 de septiembre sumaban 4,814 manzanas

En cuatro meses las invasiones de tierras en la zona del Pacífico y norte de Nicaragua han dejado daños irreparables a la economía agrícola. El más reciente informe de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) señala que solo entre junio y agosto estas invasiones provocaron pérdidas por 24.5 millones de dólares, entre daños a la propiedad y lucro cesante.

Solo en pérdidas económicas por la invasión se estima 17.1 millones de dólares. Estos cálculos se basan en la contabilidad reportada durante los meses de junio-agosto y además incluyen los daños a las propiedades, semillas, maquinarias, fertilizantes, potreros, entre otros.

A esto hay que sumarle que en lucro cesante se dejó de percibir 7.4 millones de dólares. Estas cifras se basan en la producción agrícola que se dejó de sembrar a causa de las invasiones de terrenos productivos.

Las áreas más afectadas con las invasiones han sido de uso agrícola, que hasta el 28 de septiembre sumaban 4,814 manzanas, el 66 por ciento del total invadidas.

Según Upanic, del sector agrícola se han tomado 2,814 manzanas de caña de azúcar, 1,285 manzanas de maní, 700 manzanas de café, 67 manzanas de sorgo, 66.5 manzanas de hortalizas, 64 manzanas de granos básicos, 40 manzanas de plátanos, 40 manzanas de aguacate y 28.1 manzanas de frutales.

Al 28 de septiembre del 2018, Upanic había recibido 63 denuncias por invasión a la propiedad privada, equivalentes a 9,800 manzanas, de las cuales 7,317 siguen ocupadas en ocho departamentos.

Las invasiones de propiedades se desataron en mayo, producto de la crisis sociopolítica que inició el pasado 18 de abril. Los precaristas se tomaban las tierras con violencia, alegando el respaldo del gobierno sandinista.

En el más reciente informe de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) se estima que el sector agro caerá entre 33.3 por ciento y 40.3 por ciento este año debido al impacto de la crisis.

LA PRENSA

-->