Aconsejan una política agraria común en Latinoamérica

 

“Quizá algún día el Mercosur pueda tener un marco de política regional. El tema es cómo pasar de los dichos a los hechos y tener políticas supranacionales que expresen todo el potencial que tienen estos bloques económicos”, indicó Otero en una entrevista con Efe en Madrid, ciudad en la que esta semana inició una gira por Europa que le llevará también a Francia e Italia.

La puesta en marcha de una política agraria común en América Latina, al estilo de la europea o de Estados Unidos, es posible y “debe ser”, afirmó el director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), el argentino Manuel Otero.

“Quizá algún día el Mercosur pueda tener un marco de política regional. El tema es cómo pasar de los dichos a los hechos y tener políticas supranacionales que expresen todo el potencial que tienen estos bloques económicos”, indicó Otero en una entrevista con Efe en Madrid, ciudad en la que esta semana inició una gira por Europa que le llevará también a Francia e Italia.

Según el director general del IICA, Europa es un continente que tiene “muchísimo que dar” a Latinoamérica, y por eso el objetivo de su viaje es fortalecer y jerarquizar las relaciones con España y, a través de España, con Europa.

“Siento una sana envidia porque nosotros no tenemos una política agraria común. En nuestro continente muchas veces la agricultura es tratada de manera coyuntural, con políticas de corto plazo y erráticas, lo que hace que no se perciba al sector agropecuario como prioritario para las economías de América”, dijo.

Ese es uno de los puntos que Otero quiere enfatizar y defender desde el IICA, “la importancia de que nuestro continente, un continente joven, tiene un pasado, un presente y un futuro que tiene que estar atado a la agricultura como sector prioritario de la economía”.

“En el actual contexto interna-cional pocos continentes deberían estar preparados como nosotros para ser garantes de la seguridad alimentaria mundial y de la sostenibilidad ambiental del planeta. Ahora, depende de que los que vivimos en el continente americano asumamos esa responsabilidad”, subrayó.

Según Otero, uno de los grandes temas pendientes en la región es la agricultura familiar, “que debería verse en el marco de estrategia de desarrollo territorial, donde Europa ha sido líder y nosotros estamos empezando a transitar el camino”.

“Debido a las políticas de corto plazo, la agricultura familiar no tiene políticas que permita a los agricultores insertarse en las cadenas productivas, no están asociados a través de cooperativas modernas, no tienen acceso a las tecnologías que son fundamentales”, señaló.

Cambio climático

Otro de los asuntos, a juicio del director general de la IIAC es el cambio climático, que se ha posicionado en la agenda mundial y también a nivel de América. “Allí tenemos algunos países más expuestos: una parte de Centroamérica, Haití, y Chile y Argentina, que están sufriendo mucho estrés hídrico”.

“Se considera que en América puede llegar a haber 17 millones de inmigrantes climáticos, es decir gente que van a tener que salir de sus lugares porque el clima no le va a permitir estar en esas actividades”, explicó.

En su visita a Madrid, Otero se reunió con el ministro español de Agricultura, Luis Planas, con quien dialogó sobre la posibilidad de que España acoja la XX Junta Interamericana de Agricultura (JIA), que se celebrará en 2019 y congregará a ministros de 34 países.

“Hay que salir del continente y ver otras realidades. Esta reunión ministerial sería un punto de inflexión para fortalecer las relaciones entre España, Europa y el IICA”, señaló.

También destacó el compromiso del Instituto con las políticas a favor del “género” uno de los “grandes temas más postergados del desarrollo rural”, para lo que espera contar con la colaboración de la Fundación del banco español BBVA, con cuyos representantes también se reunió.

EL NUEVO DIARIO

-->